• OIA CosmoSociologia

La mente colectiva

Las personas están acostumbradas a pensar que tienen una mente individual dentro de su cerebro, pero esta nueva visión puede cambiar para siempre ese paradigma.

Las antiguas creencias sociales nos llevaban a pensar que nuestras mentes están confinadas dentro de los límites de nuestro cerebro y de hecho era el resultado de conexiones sinápticas en nuestros circuitos neuronales. Ese paradigma mecaniscista nos guiaba a ver el mundo de manera fragmentada, haciéndonos pensar que nuestra mente está separada de las mentes de los demás y de la materia en general que constituye nuestra realidad.

Sin embargo los nuevos descubrimientos científicos y la revalorización de antiguas filosofías a nivel mundial están cambiando nuestra manera de comprender nuestras mentes y la sociedad en general. Hoy en día es completamente demostrable y medible que nuestras mentes (pensamientos, creencias y atención) generan una influencia directa sobre la materia, el espacio y el tiempo. Nuestra mente se relaciona con la realidad más allá de nuestros propios cuerpos y por ende está en constante interacción con las mentes de otros seres humanos y animales de manera no local. O sea, tu mente puedes estar influyendo en personas que se encuentran a kilómetros de distancia de ti e incluso no conoces. A esa serie de interrelaciones que forman un campo de información y experiencias más grande y complejo que una “mente individual”, le llamamos “mente colectiva”. Cada grupo social genera la emergencia de su propia mente colectiva, que es el resultado de la suma de las mentes personales que la constituyen, más otras características y fenómenos emergentes que antes no existían en aquellas mentes “por separado”.



El formar parte de una mente colectiva genera una fuerte influencia en nosotros, nuestra manera de pensar, sentir y actuar, conduciendonos muchas veces a realizar estilos de vida guiados inconscientemente por dicho campo de información, más que por nuestra propia voluntad y elección consciente.


El conocer las características, tendencias y predisposiciones de las mentes colectivas dentro de las cuales existimos, nos ayuda a aprovechar sus potenciales, distinguirnos de los patrones de comportamiento que no nos benefician e introducir nuevos cambios en nuestros entornos sociales, acordes a nuestros propósitos y elecciones.

La cultura, las costumbres, códigos de comunicación y leyes de cada región son una expresión consciente que refleja algunas características de cada mente colectiva, mientras que existen otros patrones comunes de los cuales no nos damos cuenta y permanecen fuera de nuestra atención aunque estén incidiendo cada día en una comunidad. A ese nivel de la mente colectiva se le llama “inconsciente colectivo”.




Khalil Bascary.

Experto en leyes universales.




(Esta publicación seguirá siendo actualizada)

Suscríbete

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube